Translate

viernes, 4 de marzo de 2011

Elementos utilizados en actos mágicos


 

Elementos utilizados en actos mágicos





 


Primera parte de la entrega “Elementos utilizados en los actos de magia”.

EL PENTAGRAMA: Se trata de la estrella de cinco puntas y es el principal símbolo de la magia. Según la forma en que se encuentre orientado estamos en presencia de un trabajo de magia blanca o magia negra.

Si está acomodado con una punta hacia arriba, simboliza a un hombre con los brazos y piernas extendidos y se encuentra atrayendo las influencias benéficas (que vienen desde el cielo). Si la punta se encuentra mirando hacia abajo, evoca al Macho Cabrío (Satán) que se inclina hacia abajo, al submundo a la tierra a tomar las energías que llegan desde abajo. En otra entrega les diré la forma de consagrar los elementos mágicos, entre ellos el pentagrama.

¿Por qué es tan importante que esté consagrado? Porque una vez terminado se coloca en nuestro altar y se convierte en un punto magnético que atrae las fuerzas invocadas (blancas u oscuras). Se dibujan también otras tres estrellas más pequeñas: sobre la frente, en el pecho y en la mano hábil (derecha o izquierda), esto es para simbolizar el poder de la inteligencia y la voluntad para dominar a los espíritus elementales. También el Pentagrama se puede usar como símbolo de protección porque aleja a los malos espíritus.





LA VESTIMENTA: Las vestimentas que se utilizarán en un acto mágico son de suma importancia. Para la magia blanca (que es de la única que voy a hablar, las otras nada más que como referencia) conviene usar prendas de ese color o bien de colores suaves en general. La ropa debe ser cómoda y debe cubrir totalmente el cuerpo. También es importante que las prendas utilizadas en el trabajo mágico sean sólo para eso y se encuentren impecablemente limpias como así también el lugar de los rituales.





EL ALTAR: Este es el lugar en donde se colocan los elementos consagrados para realizar las operaciones mágicas. Debe estar limpio, ordenado y cubierto con un mantel blanco. Es muy prudente tener encendido siempre un velón blanco de siete días ya que esto impide la llegada de fuerzas de la oscuridad, también es bueno tener flores frescas y fragantes
¡Nunca de plástico! Si el operador mágico trabaja con santos de la religión católica o deidades de la antigüedad (ya verán que en magia todo es lícito), puede tener un altar con las imágenes que desee. Yo, particularmente tengo presidiendo el altar al Sagrado Corazón de Jesús (la estatuilla es más grande que las demás), más abajo San Jorge a la derecha y Santa Bárbara a la izquierda.

Un poco más abajo, San Cipriano y San Marcos, Luego Iemanjá (la virgen del mar en el Brasil y la Estela Maris para nosotros) y San Pantaleón. Al pie del altar se coloca a San Antonio que actúa como defensa y debe ser del mismo tamaño que El Sagrado Corazón. Las otras imágenes serán un poco más chicas. En la próxima entrega les daré la consagración del altar y los elementos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada